3 IDEAS QUE TE AYUDARÁN CON TU ALIMENTACIÓN

COMO INSTRUCTOR DE KANGOO JUMPS®

3 IDEAS PARA ORGANIZAR TU COMIDA

Si eres instructor, estarás de acuerdo conmigo con que hay días donde falta la energía; y si a eso le sumamos que tenemos que dar una clase…¡cuidado!

En las clases con estas botas de rebote necesitamos una gran demanda de energía por el tipo de ejercicio que hacemos. SALTAR trabaja todo el cuerpo y con las botas en los pies haciendo de pesas, el gasto calórico es todavía mayor.

Hay múltiples factores que pueden influir en que un día tengamos más o menos energía (ya hablaremos en otro artículo mejor) pero, uno de ellos, es la alimentación; así que quiero compartir contigo algunas ideas que que te ayudarán con tu alimentación como instructor de Kangoo Jumps.


Alimentos saludables en envase de cristal

1. Prepara tupperware de comida cada domingo, o el día libre de tu semana, para tener listo a mano qué comer cada día.

Es muy importante hacer esto semanalmente y crear un hábito que nos lleve a tener integrado en nuestras tareas, la de cocinar, ya que en muchas ocasiones, cuando llegamos cansados y no hay nada listo para comer, terminamos comiendo lo primero que pillamos.

No es necesario cocinar comidas muy complejas, sino escoger alimentos frescos y saludables.

Estarás de acuerdo conmigo en que, esto no nos favorece nada porque comer lo que no debemos, no nos ayuda a recuperar bien y, si acumulamos cansancio, puede ser todo un sacrificio terminar la semana.

Los instructores necesitamos energía constantemente para transmitirles a quienes nos rodean y la alimentación, juega un papel muy importante aquí.

Si nos sentimos con energía, se nota en nuestra cara, en nuestra postura, en nuestro tono de voz, en nuestros ojos, en nuestra actitud, en nuestras clases…Así que ésta es la primera idea genial a poner en práctica si todavía no la haces de forma regular.


Apetitoso y saludable arroz con verduras estilo chino

2. Busca recetas ricas y saludables que te estimulen a cocinar de una forma sana, aquellas cosas que te gustan o apetecen.

Esto también deberías hacerlo en tu día libre o, dedicar aquellos minutos que pasamos de más en las Redes, para recopilar aquellos platos que más nos hayan gustado. De esta manera, caerás menos en la tentación del “pecado” y la alimentación será mejor día a día. ¡Inténtalo!

También te será sencillo (sobretodo si no sabes cocinar), seguir los pasos para crear ese plato y algo muy importante, ¡lo que entra por los ojos, entra con ganas en el cuerpo! Si logras comer con ganas, sentirás ese placer del cual hablo siempre y éste, saldrá en tu mente con cada imagen de aquellos platos que te encantaron cada vez que necesites comer.

Lograr esto, es uno de los grandes RETOS del ser humano ya que borraremos de nuestra mente poco a poco, aquellas imágenes de comidas poco saludables que nos produjeron placer sustituyéndolas por estas otras más saludables.


Mujer con comida saludable después de un entrenamiento intenso

3. Llévate comida para después de dar clase.

Esto parece una tontería y sin embargo, si nos acostumbramos a hacerlo, evitaremos llegar a casa y comer lo que no debemos. El trayecto de vuelta a casa o a otro lugar después de dar una clase, es el tramo peligroso en el control de una buena alimentación en la vida de un instructor. 

Si hemos tenido un buen día, probablemente nos sea fácil ser conscientes y controlar lo que nos llevamos a la boca pero, si no nos ha ido tan bien y encima estamos cansados, puede existir la posibilidad de que, nuestro organismo nos juegue una mala pasada y nos envíe la señal de querer comer ya, (por placer para contra restar las malas sensaciones) y entonces, si no tenemos comida de calidad cerca, terminamos parando en algún lugar y comiendo lo que no debemos.

Así que una grandísima idea para tener una buena alimentación siendo instructor, es programar diariamente, una comida que llevar para después de dar clase. 

Debes saber que al finalizar una sesión con tus botas Kangoo Jumps, va a haber una demanda de energía para continuar con tu día a día. Dependiendo a qué hora del día hagas las clases, qué tareas tengas después de las clases, cómo te hayan ido las clases, la energía y motivación que tengas ese día para dar las clases y la intensidad de trabajo que hayas llevado en las clases, (quizás se me escape alguna más…), el organismo enviará una señal para comer antes o después. Así que como nunca podemos controlar todos los factores en el día, nada puede ser una excusa para terminar comiendo mal.


¿QUÉ HAY QUE SABER PARA TENER UNA BUENA ALIMENTACIÓN SIENDO INSTRUCTOR?

Si sabemos escoger los alimentos correctamente, lo que nos llevaremos a a boca será de calidad y estaremos bien nutridos. Si por el contrario no sabemos alimentarnos bien, aquello que nos llevamos a la boca, no nos servirá para lo que necesitamos en ese momento y entonces, no habrá tenido sentido comer. 

Todos sabemos que hay que escoger preferiblemente alimentos frescos, con poca grasa, cocinarlos sin mucho aceite…pero además, es necesario conocer qué es lo que comemos exactamente, es decir, de qué está compuesto ese alimento, para qué lo comemos, y en qué hora del día debemos comerlo.

Si además, impartimos muchas clases o, las suficientes para que en algún momento concreto nos suponga algo de fatiga, será importantísimo saber escoger también los alimentos que comer antes y después del ejercicio.

Todo esto y más te lo cuento en el Curso Online de Nutrición Aplicada al Control de Peso.

Es una formación en streaming que te va a encantar, ¡échale un vistazo!

QUÉ PUEDE PASAR, SI NUESTRA ALIMENTACIÓN SIENDO INSTRUCTOR NO ES CORRECTA.

-Mal alimentarte te llevará a un estado de cansancio progresivo que puede terminar en una fatiga crónica. 

-Si no comemos bien, aparece el cansancio y seguimos con las clases, el riesgo de tener una lesión será mayor. Además que lesionarse estando mal nutrido, no favorece nada la recuperación.

-Si no estamos bien alimentados, tendremos déficit de algunos nutrientes y nuestras funciones, se pueden ver alteradas como he dicho antes, en la lenta o nula recuperación.

-Si escogemos mal los alimentos, podemos provocarnos hinchazón en el abdomen, gases e incluso diarrea, que pueden jugar una mala pasada en una clase.

-No comer lo suficiente de lo necesario, puede llevar a que la mente no esté tan despejada y activa y nos cueste concentrarnos para dirigir una clase.

-Y si seguimos comiendo mal, nos sentiremos cada vez peor, nos veremos cada vez peor y eso, afectará en nuestro autoestima.

Llevar una alimentación saludable es fundamental para ser felices, fomentar nuestro bienestar y aprovechar todo nuestro potencial.

Déjame compartirte algunas frases inspiradoras que te ayudarán a acordarte de ésto que te estoy diciendo.


10 FRASES INSPIRADORAS PARA TOMAR CONCIENCIA CON UNA BUENA ALIMENTACIÓN

  1. Aquellos que piensan que no tienen tiempo para una alimentación saludable tarde o temprano encontrarán tiempo para la enfermedad.–Edward Stanley. 
  2. La comida que comes puede ser la más poderosa forma de medicina o la forma más lenta de veneno.-Ann Wigmore. 
  3. Nuestra comida debería ser nuestra medicina y nuestra medicina debería ser nuestra comida.-Hipócrates. 
  4. Somos lo que comemos, pero lo que comemos nos puede ayudar a ser mucho más de lo que somos.-Alice May Brock. 
  5. La mayor riqueza es la salud.-Virgilio. 
  6. Comer comida saludable es la forma más simple de librarse del exceso de peso y llegar a ser saludable y delgado para siempre.-Subodh Gupta. 
  7. Dime lo que comes y te diré lo que eres.-G. K. Chesterton. 
  8. La mayoría de la gente no tiene un problema con su dieta. Su problema es ser consistente con su dieta.-Karen Sessions. 
  9. El que tiene salud tiene esperanza y el que tiene esperanza lo tiene todo.-Proverbio árabe. 
  10. La salud es como el dinero, no sabemos su verdadero valor hasta que la perdemos.-Josh Billings. 

Siguenos en nuestras redes sociales


EN DEFINITIVA…

Hay que ser conscientes con uno de los pilares más importantes en la vida del instructor: la alimentación.

Esta asignatura, no debería faltar en tu carrera profesional. Si quieres saber más, pincha aquí (y debería ir al curso de Nutrición).

Espero haberte dado 3 ideas simples y fáciles para llevar una buena alimentación diaria.

Y REFLEXIONA…

  • No te lleves lo que sea a la boca
  • No conviertas tu estómago en una bolsa de basura
  • Programa tus comidas al igual que programas tus clases
  • Párate a ver cómo te sientes al final de cada día y a la mañana siguiente
  • Que el estrés, ansiedad o aburrimiento no te gane; si no tienes hambre  para comerte una manzana, es que no tienes suficiente hambre

Espero que te haya gustado este artículo, no dudes en comentarlo, ya sabes que contesto siempre.

Y por supuesto ayúdame compartiéndolo en tus redes sociales

¡NO TE VAYAS, AÚN HAY MÁS¡